Inmaculada Moya, religiosa beterense evacuada de Líbia, desea volver cuanto antes.

´Rezamos por los niños que dejamos en Trípoli´

Reportatge de Paco Cerdà per a LEVANTE-EMV (reportatge complet)

Evacuadas. Dos monjas misioneras de Xàtiva y Bétera llegaron ayer a Valencia tras escapar de Trípoli por la inseguridad en que está sumida Libia. Estas Hijas de la Caridad atendían un centro de ayuda a los inmigrantes subsaharianos y apoyaban a los presos de la capital. Lamentan haber dejado a los suyos y sólo piensan en poder volver pronto.

Cuando alguien logra escapar de un país ajeno subyugado por un dictador paranoico y deja atrás una ciudad fantasmal en plena revuelta violenta entre mercenarios, soldados fieles al régimen y rebeldes belicosos, es normal que llore. De alegría, de alivio o por la tensión acumulada. Pero las lágrimas que humedecen los ojos y resbalan por las mejillas de Inmaculada Martí (malagueña criada en Xàtiva) e Inmaculada Moya (de Bétera), monjas misioneras de las Hijas de la Caridad, proceden de un manantial amargo. Ayer a mediodía llegaron a Valencia tras escapar precipitadamente de Trípoli en el avión fletado el miércoles por Repsol para evacuar al personal de la petrolera. Lo decidieron a última hora del martes, después de haberse pasado el día visitando en Trípoli a la congoleña Ani y sus siete hijos, a la eritrea Letebriel y sus cuatro mochuelos, y a la también eritrea Askalu y su bebé. Les llevaban -como siempre- comida, algo de dinero y pañales.

LEVANTE-EMV (reportatge complet)

Anuncis

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

S'està connectant a %s


%d bloggers like this: