El policia de Bétera Nicolás D.C. ha olvidado su presunto crimen

La familia del presunto asesino le ha hecho creer que está en el hospital por un accidente de tráfico

publicado en Levante-emv

Nicolás D. C., el policía local de Bétera que presuntamente mató a un compañero de un tiro en la cabeza en los vestuarios del retén policial, se recupera favorablemente en el Hospital Doctor Moliner de Serra. Su vida ya no corre peligro, después de que intentara suicidarse disparándose en la barbilla, y, pese a que ha perdido la movilidad en las piernas, puede comunicarse con sus amigos y familiares. No obstante, su declaración ante el juez sobre lo ocurrido aquel 19 de marzo deberá de esperar, ya que padece una supuesta “amnesia episódica”, según ha podido saber Levante-EMV.
El presunto asesino presenta “una demencia postraumática temporal, déficit cognitivo, amnesia episódica y una afectación motora de los miembros inferiores”, según los informes médicos que periódicamente se le realizan al paciente y son remitidos al Juzgado de Instrucción Número cinco de Llíria, encargado del caso.
Asimismo, según las declaraciones de sus familiares, quienes prestaron testimonio ante el juez esta misma semana, Nicolás tiene actualmente la mentalidad de un niño de diez años y no recuerda nada del crimen ni de su relación con la víctima. De hecho, su entorno familiar le ha hecho creer que está tendido en una cama del hospital tras haber sufrido un accidente de tráfico.
Esta supuesta amnesia episódica le permite reconocer sin dificultad a sus familiares y le hace recordar cosas de su vida cotidiana pero con ciertas lagunas en su memoria sobre los hechos relacionados con el crimen, según explicaron fuentes próximas al caso.

Funeral del policia asesinado en marzo de 2011

Estrategia de la defensa o no, lo cierto es que por el momento el acusado no ha podido prestar declaración judicial sobre lo sucedido en base a estos informes médico forenses. Asimismo, tras permanecer ingresado durante dos meses en el Hospital La Fe de Valencia, el pasado 25 de mayo fue trasladado al Hospital Doctor Moliner de Serra, donde “evoluciona muy lentamente”.
Aunque no puede levantarse de la cama, al carecer de sensibilidad en las piernas y haber perdido el sentido del equilibrio, el juez ha ordenado que le retiren el pasaporte como medida preventiva para que sus familiares no puedan sacarlo del país.
El crimen se produjo la mañana del 19 de marzo durante el cambio de turno cuando la víctima ya había dejado su arma reglamentaria en la taquilla del retén de Bétera y se encontraba indefenso.

Los celos rompieron una amistad de años
Enrique Moreno, la víctima, y Nicolás D. C., su presunto asesino, eran además de compañeros de trabajo en la Policía Local de Bétera amigos íntimos desde hacía bastantes años. Pero esta amistad se truncó a finales de noviembre del pasado año cuando el acusado supuestamente descubrió que su novia le estaba siendo infiel con su mejor amigo. Este hecho fue presuntamente el detonante del crimen que cometió unos meses después. Además, a este duro golpe se sumó también la muerte del padre de Nicolás. Así, el 19 de marzo acudió al retén de la policía armado con su pistola reglamentaria y presuntamente acabó con la vida de Enrique de un tiro en la cabeza.

Advertisements

Etiquetes:

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s


%d bloggers like this: