El alcalde de Bétera deberá demoler un obra que invade suelo privado en los Pinares

El TSJ da la razon al  vecino que interpuso una denuncia por la construcción de buzones en su propiedad

           

El Tribunal Superior de Justicia ha emitido una sentencia en la que insta al Ayuntamiento de Bétera a demoler un buzón de correos construido en suelo privado y sin licencia, a raíz de una denuncia interpuesta por el dueño de la propiedad. Esta obra se ejecutó en la urbanización los Pinares y también se hizo en el Brugar aunque aquí no fue denunciada por los residentes. Este vecino comenzó su lucha particular hace cinco años, cuando envió una queja al Ayuntamiento, de la que no recibió respuesta.
Se trata de Andrés Alonso, abogado y perito mercantil, quien no dudó en denunciar la obra cuando se realizó en 2007 por encontarse fuera de ordenación en un camino no público . Sus quejas no obtuvieron respuesta positiva a pesar que el PAI de Pinares no estaba finalizado. Una vez agotada la vía administrativa, lo intentó por la judicial, denunciando su caso ante el TSJ. En la denuncia, afirma que la obra se estaba llevando a cabo “sin licencia pública”, pero, además, añade que lo hacía “fuera de la franja de dominio público, invadiendo y cambiando los lindes de una calle privada”. Después de años de litigio, el 24 de junio el TSJ dio la razón al denunciante, al condenar al Ayuntamiento de Bétera a que, “en el plazo máximo de dos meses, acometa cuantas medidas correctoras sean precisas para restaurar a su estado inicial el lugar de la edificación, procediendo a la demolición de la construcción ilegalmente ejecutada”, según reza la sentencia.
Sin embargo, la justicia no le ha dado la razón en todo al afectado, que también denunció a la Administración por daños y perjuicios. Pero, a pesar de no haber obtenido indemnización alguna, declara sentirse “satisfecho y contento” con la sentencia, y asegura que lo que más le ha dolido es que el Ayuntamiento haya pagado su defensa con dinero público, “con mi dinero”.

Aquesta presentació amb diapositives necessita JavaScript.


A este respecto, cabe recordar que, en gran parte del proceso judicial, los encargados de defender al consistorio fueron los abogados del gabinete Garrigues Walker. José Manuel Aloy, alcalde de Bétera por aquel entonces, estuvo procesado por un posible delito de prevaricación administrativa por haber contratado de forma continuada, mediante decretos de alcaldía y sin hacer oferta pública de contratación, los servicios de este gabinete para defenderse en procesos judiciales relacionados con el urbanismo, según informó en 2010 este diario.

Anuncis

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

S'està connectant a %s


%d bloggers like this: