Bétera puede colapsarse económicamente por no rendir sus cuentas de 2010

Casi la mitad de los ayuntamientos de la Comunitat Valenciana tendrán literalmente que bajar la persiana si no cumplen con la obligación legal de remitir al Ministerio de Economía las cuentas liquidadas de 2010. El Gobierno ha decidido dar un puñetazo en la mesa y ha hecho saber a los municipios que retendrá en octubre los ingresos derivados de la recaudación de impuestos a todo los municipios que no han remitido la documentación solicitada. Estas transferencias cubren en torno al 25% del presupuesto anual por lo que si el ministerio cumple su ultimátum 224 alcaldes pueden tener serios problemas para pagar, entre otros capítulos de gasto, la nómina de sus trabajadores. Como media los ayuntamientos invierten un 30% de su presupuesto en pagar al personal.

El avance de la liquidación de los presupuestos municipales de 2010 ofrecido por el Ministerio de Hacienda a principios de julio pasado no incluye los datos de 224 municipios de la Comunitat Valenciana, porque estos consistorios aún no han rendido sus cuentas del año pasado al ministerio.

Bétera y poblaciones grandes
El 80 por ciento de los ayuntamientos que seis meses después de cerrar el presupuesto todavía no han remitido sus balances son pueblos de menos de 5.000 habitantes, quizás porque su pequeña infraestructura administrativa se lo ha impedido. Sin embargo, entre los municipios de los que no se disponen datos destacan ciudades importante como Orihuela, que con sus más de 87.000 vecinos es la sexta población de la Comunitat Valenciana, o capitales de comarca como Alzira y Ontinyent, con más de 30.000 habitantes al igual que Xirivella. Bétera cuenta con más de 21.000 habitantes y tampoco lo facilitó.

Los números no les salen a la mitad de los alcaldes de la Comunitat Valenciana, pues el 50 % de los ayuntamientos cerró 2010 gastando más de lo que habían ingresado. El último avance de la liquidación de los presupuestos municipales del año pasado que ha publicado el Ministerio de Hacienda revela que los consistorios apenas pudieron aminorar un 1 % los gastos de personal, la partida presupuestaria más importante del erario local ya que casi uno de cada tres euros (el 32 %) del gasto total se destinó a pagar nóminas. Este leve descenso contrasta con la caída en picado de los ingresos municipales, que se vieron reducidos un 7 %.
El avance de la liquidación municipal ofrecido por el departamento tributario estatal aún es incompleto. Por el momento reúne los balances de 318 de los 542 ayuntamientos que se extienden entre Vinaròs y Pilar de la Horadada. Sin embargo, aunque esta cifra representa el 59 % del total de municipios valencianos, es lo suficientemente importante para tenerla en cuenta porque los alcaldes que ya han rendido cuentas al Gobierno atienden al 81 % de los más de cinco millones de habitantes que tiene la Comunitat Valenciana.

Levante-emv (diverses notícies agost i setembre)

Advertisements

Etiquetes:

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s


%d bloggers like this: