“Bétera per l’aigua”pide que se escuche la voz de la calle en el pleno municipal

Cientos de vecinos se dan cita en el pleno municipal ante un equipo de gobierno que no responde y aguanta el chaparrón por el clamor antiprivatizador del agua potable.            

Crónica de una protesta anunciada

Todo hacía presagiar un afluencia multitudinaria al pleno de junio, como así pasó. La constitución de la plataforma ciudadana en Bétera, la recogida de firmas, los diferentes actos que grupos políticos hicieron para explicar la situación económica y política del consistorio etc. habían calado en la ciudadanía. Los argumentos caen por su propio peso: los pozos son de Bétera, los pozos se privatizan, los pozos son una riqueza mal gestionada, los pozos “se regalan” para financiar una mala gestión de los recientes equipos de gobierno. La manera de adoptar la decisión de la privatización, sin acuerdo con la oposición, ni siquiera debate en profundidad ni en comisión, ha soliviantado, como no puede ser de otra manera, a estos grupos , en especial a Compromís i PSOE qiuenes apoyan sin reparos la protesta ciudadana.

Por muy desesperada que sea la situación económica del ayuntamiento, el equipo de gobierno no tendría que haber perdido la perspectiva de dos elementos clave en el problema creado con la privatización del servicio de agua: la gran sensibilidad de la población con este tema  y las dificultades económicas que atraviesan los casi 2000 parados de Bétera. Al PP, se le vuelve en contra como un boomerang su eslogan “agua para todos” que va muy bien para pedir como víctimistamente a los vecinos “insolidarios” con Valencia. Pero cuando el problema está en el pueblo de uno y ha de actuar en contra  de éste, por mucho cinismo e hipocresía política que se tenga, las consecuencias  importantes sucederán.

Por el momento la plataforma ha recogido más de 2000 firmas en dos días, ha llenado dos veces el consistorio y tiene el apoyo en sus demandas de los grupos de la oposición. El equipo de gobierno (PP-UPIB) se ha limitado a escuchar y a callar, no respondió a nada; capeó el temporal y desvió el descontento para una reunión próxima que supondrá con total seguridad poner bálsamo y paños calientes  “al enfermo de indignación”. El PP está enrocado y atrapado en su propia política que le sirvió en un tiempo de bonanza. Es un error para su hegemonía continuar haciéndolo. Henchidos de poder, de mayoría no disponen en este momento de las simpatías populares: “la razón de la ciudadanía” no está de su parte y todavía les quedan medidas impopulares en el cajón ¿No es hora de cambiar su estrategia?

Advertisements

Etiquetes:

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s


%d bloggers like this: