Asaltan cuatro chalets a las afueras de Bétera en la misma semana

Los ladrones se colaron cuando las casas estaban vacías y se llevaron objetos de poco valor

Una vecina señala una de las rejas que les arrancaron, en las que se aprecian los cuatro agujeros.

 (Levante) Varios propietarios de chalets de Bétera tuvieron esta semana pasada una desagradable sorpresa. Según ha podido saber este diario al menos cuatro parcelas fueron asaltadas por los cacos cuyas fechorías han supuesto más destrozos en las viviendas que hurtos de gran valor. Entre los biene robados: una colchoneta hinchable o comida.

Asimismo, tres de los robos se produjeron en la misma jornada, en la madrugada del martes al miércoles y aprovechando la ausencia de los propietarios. De hecho ayer en las propiedades atacadas no se encontraban los dueños, pues según contaron otros vecinos se trata de una zona en la que la mayoría de casas son segundas residencias.

La parcelas afectadas se encuentran a las afueras del núcleo urbano de Bétera, cerca de las cooperativas, en una zona poco urbanizada, con pocas casas, unas bastante distantes de otras.

Según explicaba una de las vecinas afectadas, que prefirió no dar su nombre, ellos se enteraron gracias a un vecino. «Nos llamó, porque vio que habían entrado en su terreno, que está en obras, y después se fijó en que nos habían arrancado las rejas de hierro de las ventanas».
Cuando acudieron al chalet, la familia vio cómo en efecto les habían quitado el enrejado de una ventana de la planta de arriba y otra de abajo donde también rompieron el cristal. Se temieron lo peor, pero para su sorpresa y alivio sólo se habían llevado una televisión pequeña y una bicicleta. Revolvieron todas las habitaciones, dejando todo tirado por el suelo y quitaron parte del chapado de la cocina, que se quedó allí sobre el banco.
«Parece que se llevaban cosas que necesitaban porque tenemos muchas herramientas profesionales y las dejaron ahí, cuando podían haberlas robado por ejemplo para venderlas…», comentaba la propietaria. También se dejaron otra bicicleta y otra televisión entre los objetos de valor.
Al vecino del al lado le robaron la comida de una nevera y un colchoneta hinchable. Les preguntó además si dentro de su casa habían encontrado dos picos de obra que le faltaban, y con lo que suponen pudieron haber arrancado el enrejado.

Según explicaba la vecina «aquí hace tiempo habían robado, pero en invierno cuando no hay movimiento. Ahora en verano hay más gente en las casas y en la calle». Según indicaba «el perito nos dijo que por su experiencia en otros robos puede haber sido gente que viene a trabajar a la recolección y que vienen unos días antes a hurtar cosas que les hace falta». Pero no se trata más que de la suposición de este profesional.
Por otro lado cuando fueron a realizar la denuncia a la Guardia Civil, les explicaron que iban a controlar a unas personas de las que sospechaban. De hecho, los vecinos ya han detectado más movimiento de los cuerpos de seguridad por la zona. «Justo cuando íbamos a denunciar venía otro vecino de otra casa más lejana al que también le había entrado en la casa», recordaba la vecina.

En abril se dio un caso similar también en Bétera cuando los ladrones asaltaron un chalet del que se llevaron muebles, comida, vino y electrodomésticos. En cambio se dejaron varias figuras de porcelana de Lladró de una serie limitado y no se percataron de un sobre con 500 euros que estaba en el cajón de una de las mesitas de noche.

Anuncis

Etiquetes:

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s


%d bloggers like this: